Uno de cada tres hogares monoparentales tiene muchos problemas para pagar los servicios de cuidado infantil - Efamilia
Uno de cada tres hogares monoparentales tiene muchos problemas para pagar los servicios de cuidado infantil.
cuidado infantil, hogares monoparentales, familia, cuidados, conciliación
15892
post-template-default,single,single-post,postid-15892,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Uno de cada tres hogares monoparentales tiene muchos problemas para pagar los servicios de cuidado infantil

Uno de cada tres hogares monoparentales tiene muchos problemas para pagar los servicios de cuidado infantil

Uno de cada tres hogares monoparentales tiene muchos problemas para pagar los servicios de cuidado infantil, según un estudio publicado por el Observatorio Social ‘laCaixa’. Apenas un 3,1% de las viviendas donde hay dos adultos con un niño al cargo están en esta situación. En el caso de las que tienen dos adultos y dos menores, el porcentaje es del 2,4%. Hoy compartimos en el blog de e-Familia la información publicada por la revista CTXT.

Los servicios de cuidados en la infancia no solo tienen un impacto positivo en el bienestar de los menores. Son un factor importante a la hora de lograr la conciliación de la vida laboral y familiar de los padres. También lo son para fomentar la disminución de la brecha de género en cuestiones como las oportunidades en el mercado de trabajo.

Sin embargo, en muchas ocasiones el coste de estos servicios constituye una barrera insalvable para muchas familias, especialmente aquellas en las que solo hay un adulto a cargo de la vivienda. En España, uno de cada tres hogares monoparentales tiene muchas dificultades para pagar servicios de cuidado infantil.

Los hogares con más miembros tienen menos dificultades

En comparación con otros hogares con más miembros, el porcentaje de viviendas con este tipo de composición familiar que asegura tener muchas dificultades para afrontar estos gastos es altísimo. Apenas un 3,1% de los hogares donde hay dos adultos con un niño al cargo tienen problemas para pagar los servicios de cuidado infantil, frente 32,5% de los monoparentales. En el caso de las viviendas habitadas por dos adultos con dos niños a cargo, el ratio de los que tienen muchas dificultades para pagar servicios de cuidado infantil es del 2,4%.

 

Por otro lado, y si se tienen en cuenta aquellos hogares que aseguran tener alguna dificultad para enfrentarse a los gastos derivados de este tipo de servicios, independientemente del grado, los porcentajes se igualan. Cerca del 40% de los hogares monoparentales o con dos adultos con un hijo a cargo afronta problemas, mientras que sobrepasa en 30% en el caso de las viviendas con dos adultos y dos menores.

El 80% son hogares monomarentales

8 de cada 10 hogares monoparentales en España son, en realidad, monomarentales, ya que están encabezados por una mujer sola con menores a su cargo. Para estos, los cuidados infantiles no solo consisten en la asistencia a guarderías o centros escolares. También se contabiliza la contratación de trabajos realizados en el propio hogar, como los servicios de canguros y otros tipos de cuidadores.

España cuenta con uno de los indices de escolarización temprana más altos de la OCDE. Sin embargo, siguen existiendo desigualdades de acceso importantes dependiendo del estrato social de procedencia de los menores. Por otro lado, en el país apenas un 4% de los niños recibe servicios sociales de cuidados, lo que nos sitúa como el cuarto peor lugar de la UE –donde la media es del 40%– en la disposición pública de este tipo de ayudas formales a los padres. Si se valora el coste de las mismas, la situación es todavía peor, con apenas un 0,1% de los menores de 12 años del país bajo la fórmula de la gratuidad en este tipo de cuidados.

 

Consulta el Dossier del Observatorio Social de ‘la Caixa’ sobre Familia y bienestar infantil, que aporta elementos de reflexión sobre la diversidad en los modelos de familia en nuestro país y cómo estos pueden condicionar el bienestar infantil.

 

 

 



Pin It on Pinterest

Share This