Efamilia | Muévete en bici
15199
post-template-default,single,single-post,postid-15199,single-format-standard,et_monarch,ajax_fade,page_not_loaded,,qode_grid_1400,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-13.2,qode-theme-bridge,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.5,vc_responsive

Muévete en bici

Muévete en bici

La bici es el símbolo del transporte sostenible: un medio de transporte sencillo, asequible, fiable, limpio y ecológico que contribuye a la gestión ambiental y beneficia la salud. Por todas estas razones, la bicicleta es la mejor manera de desplazarse.

Coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de la Bicicleta, la ONU señala que la bici puede servir como instrumento para el desarrollo, no solo como medio de transporte, sino también al facilitar el acceso a la educación, la atención de la salud y el deporte. Además, la relación entre la bicicleta y su usuario fomenta la creatividad y la participación social; asimismo, permite al ciclista conocer de primera mano el entorno local.

Por supuesto, como ocurre con cualquier actividad física, montar en bici tiene beneficios para la salud:

· El pedaleo es un ejercicio cardiovascular, y una de las las mejores actividades para quemar las grasas que influyen en las enfermedades cardiovasculares.

· Montar en bici tonifica los músculos de las piernas, ayuda a mejorar la posición de la espalda con el fortalecimiento de los músculos de la zona lumbar y fortalece las rodillas, que no se ven tan castigadas como con otras actividades físicas de más impacto.

· Ayuda a que desaparezca el estrés.

· Mejora el sistema inmunológico. Además, la actividad cardiovascular aumenta la segregación de endorfinas, la hormona de la felicidad.

En el campo o en la ciudad, como deporte, como actividad de ocio en familia o para ir a trabajar como medio de transporte en sustitución de los vehículos a motor, la bicicleta es sin duda el medio de transporte sostenible por excelencia.

Muchas ciudades españolas, siguiendo el ejemplo europeo y con el ánimo de reducir el tráfico y, por tanto, la contaminación, y de promover la actividad física, se están transformando para hacer más fácil el uso de la bicicleta y cada vez hay más carriles bici disponibles para quienes se desplazan en este medio de transporte.

En caso de que no haya carril bici, circular en bicicleta por la ciudad no es peligroso si se hace de forma prudente y siguiendo las normas básicas. El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado esta lista de consejos para circular en bicicleta por la ciudad:

· Busca una ruta segura. Merece la pena seguir un buen itinerario por calles apacibles o por carriles-bici, con la ayuda de un plano.

· Acata las normas de circulación.

· Circula por el centro de tu carril, y hazte respetar. Una bicicleta arrimada al borde de la carretera despierta la tentación de adelantar en los coches, y un coche aparcado puede abrir sus puertas sin mirar y derribar al ciclista.

· Circula por el carril derecho. No obstante, si tienes que girar a la izquierda es mejor situarse en este carril con antelación. Si el carril derecho está ocupado, circula por el inmediato a tu izquierda.

· Conduce en línea recta y se predecible, indicando las maniobras que vas a realizar con los brazos.
En carretera se debe circular por el arcén si este está limpio.

· Circula a la velocidad adecuada. Adáptate a la velocidad de la calle por donde circules y, a ser posible, elige calles tranquilas. Cuando circules por zonas de prioridad peatonal hazlo a una velocidad similar a la de los viandantes, teniendo siempre en cuenta la prioridad del peatón. Si hay mucha densidad peatonal, desciende de tu bicicleta y camina con ella al lado.

· Pon especial cuidado al circular por tu carril cuando pases a la altura de una desviación a la derecha.

· No te fíes de las maniobras de los coches hasta el último momento y ten los frenos a punto sobre todo cuando circules a la altura de ellos.

· En las rotondas, compórtate como otro vehículo más. Si entras con miedo los automovilistas te echarán a la derecha. Salvo que vayas a usar la primera salida a la derecha, no renuncies a los carriles centrales. Aunque vayas más lento, los coches tendrán que adaptar su velocidad a la tuya.

· Pon máxima precaución en momentos de intensidad de tráfico y no te quedes entre dos carriles. No importa que estés en un carril a la izquierda, incluso con más motivo en esos casos, permanece en el centro de él. En algunas ocasiones será preferible esperar unos metros para realizar la maniobra.

· Hazte visible por la noche. Utiliza luz delantera blanca y trasera roja, además de reflectantes.

· Utiliza un casco si te hace sentirte más seguro. Pero recuerda que el uso del casco NO evita los accidentes. Una verdadera seguridad se basa en la utilización de medidas de protección activa: moderación de la velocidad, atención al conducir, prevenir los movimientos propios y de los demás, señalizar las maniobras, conducción defensiva…

· Pon un retrovisor, es un elemento más con el que aumentarás tu seguridad.

· No circules con auriculares, pues te impiden controlar adecuadamente el tráfico que se encuentra a tu alrededor.

· Utiliza un timbre, los peatones no nos oyen y se suelen cruzar a menudo.

· En condiciones de lluvia, extrema las precauciones.

· Ata la bici con un buen candado. Recomendamos candados en forma de U.

· Asegúrate. Un seguro de Responsabilidad Civil cubre los posibles daños que pudieras ocasionar a terceros.

· Mantén tu bicicleta en buen estado: frenos, cambios, dirección, ruedas y luces. Aporta mayor seguridad.

 



Pin It on Pinterest

Share This